ENDODONCIA

ENDODONCIA

La endodoncia es un tratamiento conservador que consiste en eliminar la infección del tejido pulpar de la pieza dental afectada y sellar el conducto pulpar. Gracias a este tratamiento podrás conservar tu diente natural ya que ningún diente artificial funciona mejor que el tuyo.

Es un tratamiento muy común derivado de una caries que se caracteriza por la destrucción de los tejidos duros del diente (esmalte) como consecuencia de una desmineralización provocada por la acumulación de placa bacteriana o sarro.

Principales factores por los que se trata una endodoncia:
  • Caries
  • Mala higiene
  • Mala alimentación
  • Apiñamiento
  • Factores genéticos (esmalte débil)
  • Desgaste de los dientes
Síntomas:
  • Molestias al frio y el calor
  • Molestias al masticar
  • Sensibilidad dental
  • Mal aliento

Tratamiento de una endodoncia

Se limpia el conducto pulpar del diente y se esteriliza, con esto, el conducto del diente queda limpio de bacterias que provocan la infección.

La ventaja más importante es la conservación de nuestro propio diente, porque nuestro diente natural es mejor que cualquier diente artificial.

Las bacterias responsables de las caries van deteriorando el tejido dental (esmalte, dentina, pulpa, etc.). Si no son frenadas a tiempo, puedes perder la pieza.

Cuanto menos avance la caries, más fácil es salvar el diente. Tratar el diente infectado es importante para evitar que la caries se extienda a dientes vecinos y así evitar molestias al masticar, sensibilidad dental, mal aliento y un color oscuro del diente.

Problemas de no realizar el tratamiento

Los problemas que podemos tener por no realizarnos un tratamiento de endodoncia son:

  • Dolor en la pieza infectada.
  • Sensibilidad dental.
  • Molestias para comer.
  • Pérdida de la pieza dental.
  • Sobrecarga y dolor mandibular.
  • Mal aliento.
  • Infección pudiendo trasladarse a tejidos vecinos requiriendo una urgencia médica.

PIDE TU CITA ONLINE

CALLE DEL CASTAÑO 36
28935 PARQUE COIMBRA – MÓSTOLES