PRÓTESIS DENTALES

¿QUÉ ES UNA PRÓTESIS DENTAL REMOVIBLE?

Prótesis dental removible es otra forma de llamar a las dentaduras postizas. Su finalidad es sustituir la pérdida de los dientes para que no se originen otros problemas o enfermedades. Este tratamiento suele ser más requerido por personas de avanzada edad ya que es más probable que con el tiempo hayan ido perdiendo diferentes piezas dentales.

Además de recuperar la funcionalidad de la boca, es decir, poder sonreír, comer, etc, los pacientes que se someten a este tratamiento evitan los riesgos que conlleva el no sustituir los dientes anteriormente contados, que se desplacen y se generen problemas más graves.

La prótesis dental removible es una estructura metálica con dientes artificiales (los que le falten al paciente) fijados en el mismo. Estas estructuras, si el paciente conserva piezas dentales, se anclan a estos;  si no, se utilizarían otros métodos. Además, el precio que tienen las prótesis dentales removibles es asequible para aquellos  pacientes que necesiten una, de manera urgente.

Tipos de prótesis dentales removibles

En función del número de dientes a sustituir diferenciaremos entre los siguientes tipos de prótesis dental removible: prótesis removible parcial y prótesis removible completa.

Prótesis dental removible parcial. Cuando el paciente no tiene que sustituir la totalidad de sus dientes, es decir, mantiene algunas piezas dentales, se utilizan las prótesis parciales Las prótesis removibles parciales constan de un marco de metal, en el que se fijan los dientes artificiales que le faltan el paciente. Esta estructura se fija mediante ganchos estéticos a los dientes naturales.

La prótesis dental removible completa se utiliza cuando el paciente no tiene apoyo dental suficiente, es decir, no tiene ninguna pieza dental. Este tipo de prótesis están fijadas al paladar, mediante un fenómeno de succión. Son las famosas dentaduras postizas.

¿De qué están hechas las prótesis dentales removibles?

Una prótesis dental removible puede ser fabricada con dos tipos de materiales: resina o placas metálicas.

• Resina. Se recomienda en los aparatos completos.

• Placa metálica. Es un metal sólido que permite obtener placas más finas, por eso se recomienda para las prótesis parciales. Tienen un tamaño menor por lo que aportan al paciente un mayor confort.

¿Qué es una corona dental?

Cuando hablamos de corona, nos referimos a una funda que se coloca sobre el diente. A efectos prácticos, la corona hace las veces del diente natural, tanto por su acabado estético como por su resistencia.

Habitualmente, el dentista recomienda el uso de fundas en tres supuestos:

• Deterioro de la pieza dental: es un supuesto en el que el paciente conserva el diente natural, pero la superficie ha experimentado un gran desgaste dental. La funda es una buena forma de reforzar el diente y evitar que continúe su deterioro.

• Cuestiones estéticas: si la forma, color o posición de los dientes no es la que más le gusta al paciente, puede recurrir a una funda dental para renovar su sonrisa.

• Zirconio: el uso del zirconio en odontología es relativamente reciente. Este material de color blanco confiere un resultado muy natural y, al no tener una parte metálica, permite el paso de la luz. Los expertos recomiendan las fundas dentales de zirconio para los dientes más visibles, ya que estas coronas, por su translucidez, no son tan voluminosas y gruesas

Motivos para elegir coronas dentales de zirconio

Este tipo de fundas dentales son las más estéticas que existen actualmente en el mercado. Al estar hechas 100% de zirconio, siempre permanecerán del color del diente que se haya elegido. El hecho de que no haya metal en las fundas de zirconio supone numerosos beneficios para aquellos pacientes que eligen este material.

• La persona puede elegir el tono de color que más se asemeje al tono natural de sus dientes contiguos, por lo que la funda se mimetiza perfectamente y no hay evidencias visuales de que se trate de una prótesis.

• El desgaste de la corona de zirconio es mínimo con el paso del tiempo, y aunque llegara a producirse, la funda continuaría viéndose del mismo tono que el resto de piezas dentales porque no lleva metal.

• El uso de un único material blanco para la elaboración de la funda dental, asegura que los pacientes con encías retraídas no experimenten un contraste antiestético debido al metal.

• El zirconio es un material totalmente biocompatible con el organismo por lo que el paciente no tendrá un rechazo por razones de alergia.

PIDE TU CITA ONLINE

CALLE DEL CASTAÑO 36
28935 PARQUE COIMBRA – MÓSTOLES